Si se quiere, se puede

Hace 10 días se celebro en San Agustín de Guadalix (Madrid), la famosa Spartan Race en 2 de sus diferentes categorías: Sprint (5 km y 15 obstáculos) y Super (13+km y 21 obstáculos)

Mi historia con esta carrera comienza en el mes de Mayo de 2015, cuando varios de mis amigos la realizaron y me pareció algo a probar en esta vida. En Navidad, hablando con varios amigos y, en especial con Joaquín, que es entrenador personal, le pregunte que si en 6 meses podía prepararme para ello, a lo que me contestó que sí; y ahí quedo el tema

Por ello, cuando madresfera nos ofreció participar en el #RetoAriel, y realizar la prueba en la categoría Sprint no me lo pensé 2 veces y me apunté.

Reconozco que no soy una gran deportista, aunque siempre estoy haciendo algo, pero no estaba preparada para ello, además las ultimas semanas no me encontraba en mi mejor momento psicológico y físico, pero allí fui a intentarlo

No conocía a nadie que iba a ir de parte de Madresfera, sin embargo, las RRSS hacen la vida, en algunas ocasiones, mas fácil, y el jueves, 3 días antes de la carrera, a través de Twitter, supe que Luz de Ha nacido una mama, también lo hacia, así que unos mensajes por aquí y por allá, y quedamos para ir juntas porque #superpapu y #superu decidieron no acompañarme y ahora entenderéis porqué:
El día de antes, era la final de la Champions, y estuvimos 15 personas en nuestra casa viendo el fútbol, después la noche fue bastante movidita con #superu, así que llegue con mucha falta de sueño y un poco agotada.

Había quedado con Luz, a la que no conocía personalmente, sin embargo, en cuanto nos vimos, nos reconocimos enseguida y pusimos camino a San Agustín de Guadalix; Llegamos, aparcamos y nos fuimos a la carpa que tenían preparados los de Ariel, sin embargo, llegamos un poco pronto y no estaba todo preparado, así que nos dimos una pequeña vuelta por el recinto.

Poco a poco, comenzaron a llegar el resto del equipo madresférico, y nos pusimos nuestros blancos e impolutos uniformes blancos y poco a poco nos íbamos presentando: Emma de Emma me mata, Gloria de Mimo de mami, Mr B., el marido de Laura Oton de Laura Oton on life, Javi, el marido de Marga de Subida en mis tacones, Pachu de Pompas de Elefante, Pablo, el marido de Virginia de El Horno de Lucia
El equipo madresférico 

 A las 11.30 comenzaba nuestra tanda, y comenzó, realmente, la "competición".
Comenzamos
Empezamos todos juntos, sin embargo, hay gente que estaba más preparada que otra. Pachu de Pompas de Elefante y yo nos unimos y fuimos realizando el trayecto con calma: habíamos ido a pasárnoslo bien más que a competir, y mira si nos lo pasamos bien, que no se nos borró la sonrisa en todo el trayecto

Algo que sobre todo destaco de esta carrera es el gran compañerismo que existe, no sólo entre tus propios compañeros de tanda, equipo, sino incluso entre miembros de otros equipos y el ánimo que ofrece cada una de las personas con la que te vas cruzando por el camino
Compañerismo en estado puro

Y así de contentas terminabamos después de conseguir nuestra medalla y estar llenas de barro
Llenas de barro pero MUY contentas
Ahora, había que comprobar si el #RetoAriel funcionaba porque así quedaban las camisetas después de la prueba. ¿funcionaría?
Parece que está un poco sucia
Podemos confirmar que SÍ, y aquí está la prueba: blancas e impolutas
Vaya cambio
Y así de contentos nos fuimos todos con nuestras camisetas blancas y nuestras medallas. Además de orgullosos por haber conseguido ser ESPARTANOS por un día

Sin palabras


Me siento orgullosa de haber completado la carrera, y sobre todo que SI SE QUIERE, SE PUEDE.

Dar gracias por las fotos a Mónica de Madresfera, Papá Pompas y Equipo Ariel